5 razones por las que deberías unirte a un grupo de estudio bíblico

0

Si has considerado unirte a un estudio bíblico pero nunca has dado ese paso, ¿qué te detiene?

¿Es falta de tiempo, falta de interés, miedo a lo desconocido o algo más que se interpone en tu camino? Independientemente de la razón, a Satanás le encantaría convencerte de que no necesitas estudiar la Palabra de Dios en compañía de personas de ideas afines. Pero no creas esto. No es verdad.

Así como “ahora es el día de salvación” para aquellos que aún tienen que aceptar a Jesucristo como su Señor y Salvador (2 Corintios 6:2, RV), ahora es el momento para que los creyentes se conecten a un grupo donde “el hierro afila el hierro” (Prov. 27:17) a través de la enseñanza guiada por el Espíritu y la discusión de las Escrituras.

A continuación encontrarás cinco razones para formar parte de un estudio bíblico o de un grupo pequeño que se reúne con el propósito de explorar la Palabra de Dios:

1. Para obtener una comprensión más profunda de las Escrituras. 

No importa si has leído la Biblia de cabo a rabo 25 veces o si nunca ha leído los Evangelios, siempre hay algo más que aprender de la Palabra inspirada de Dios. Es por eso que puedes leer un versículo por centésima vez y el Espíritu Santo puede enseñarte algo de ese versículo que nunca has visto o pensado. 

El objetivo de cualquier buen estudio bíblico será investigar las Escrituras en busca de gemas ocultas que quizás no encuentres durante tu tiempo devocional personal. Al discutir la Palabra de Dios con otros, descubrirá tesoros que de otro modo se perdería.

2. Para conocer a Dios más íntimamente.

Es imposible para alguien estar en estrecha comunión y compañerismo con Dios sin pasar tiempo en Su Palabra. Si bien ser parte de un estudio bíblico no reemplaza el tiempo personal con nuestro Creador, este tipo de entorno proporcionará una capa adicional de armadura espiritual que necesitamos desesperadamente para “estar contra las asechanzas del diablo” ( Efesios 6:11, MEV) en este mundo caído. 

Cuando las personas que buscan a Dios se reúnen para escudriñar la Biblia y compartir ideas dadas por el Espíritu Santo sobre las Escrituras, es seguro que te irás sintiéndote renovado, fortalecido en tu caminar con Cristo y listo para contarles a otros acerca de la bondad del Señor.

3. Para construir tu fe.

Hebreos 11:6 dice que “sin fe es imposible agradar a Dios” y que “Él es galardonador de los que le buscan”. ¿Qué mejor manera hay de edificar tu fe y buscar al Señor que estudiando detenidamente Su Palabra con aquellos que comparten un propósito común? 

Además de mirar pasajes e historias en las Escrituras que revelan el carácter y la fidelidad de Dios en diversas situaciones, casi cualquier estudio bíblico al que asistas probablemente designará algún tiempo para la discusión en grupo. Y esta discusión puede conducir a algunos breves testimonios personales. 

No sé ustedes, pero no hay nada que edifique más mi fe, que escuchar a un hermano o hermana en Cristo compartir lo que Dios ha hecho en su vida. Por supuesto, además de escuchar a los demás, debes dejar que el Espíritu Santo te guíe al compartir cómo Dios está obrando en tu vida. Su historia puede ser la pepita de esperanza y aliento que alguien necesita para pasar otro día.

4. Para forjar nuevas relaciones y fortalecer las existentes.

Si bien no debes tratar al estudio bíblico como un club social o una oportunidad de emparejamiento (no lo es), una consecuencia casi inevitable de asistir a un estudio bíblico es conocer gente nueva y acercarse a la gente que ya conoces. 

Hablando por experiencia personal, uno de mis mejores amigos es un chico que conocí en un estudio bíblico de la iglesia hace más de una década. Si no hubiéramos estado allí y nos hubiéramos sentado en la misma mesa una noche, es probable que nuestros caminos no se hubieran cruzado. Esta fue una conexión ordenada por Dios, y este hermano en Cristo ha sido una gran fuente de fortaleza para mí durante mucho tiempo.

5. Para depurar creencias preconcebidas. 

No todo lo que aprendimos sobre Dios en la escuela dominical es necesariamente correcto. Los cristianos bien intencionados y llenos de fe, a veces malinterpretan las Escrituras sacando pasajes de contexto o alineándose tanto con un credo denominacional en particular que no permiten que el Espíritu Santo les muestre el verdadero significado de un pasaje o versículo y cómo se aplica. a su vida. 

Participar en un estudio bíblico seguramente desafiará la forma en que vemos ciertas cosas en la Palabra de Dios, y eso es saludable si eres propenso a hacer que las Escrituras se ajusten a tus creencias preconcebidas en lugar de basar tus creencias en las Escrituras.

Fuente: Charisma Magazine

Autor: Jared Turner.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here