Aprueban ley que prohíbe a los padres disciplinar con castigos físicos a sus hijos

0

Con 446 votos a favor, sin abstenciones y ningún voto  en contra, en México este jueves quedó prohibido que la madre, padre o cualquier persona en la familia, utilice el castigo corporal o cualquier tipo de trato humillante como forma de disciplina para niñas, niños y adolescentes.

Con la reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Federal, queda prohibido “todo aquel acto cometido en contra de niñas, niños y adolescentes en el que se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, obligar a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve”.

La reforma también prohibe los castigos humillantes, los cuales define como “cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, y cualquier acto que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o humillación cometido en contra de niñas, niños y adolescentes”.

Ya desde septiembre pasado la Cámara de Senadores había aprobado la reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Federal, y ahora esas reformas recibieron la aprobación de la Cámara de Diputados, con lo que queda establecida como ley aprobada y su cumplimiento es obligatorio.

La reforma a la ley mencionada, que no precisa sanciones para padres o tutores, ha sido turnada al Ejecutivo Federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación, a partir de la cual su cumplimento se hace obligatorio.

La reforma incluye cambios a los artículos 323, 323 bis y 423 del Código Civil Federal y los responsables de implementar medidas preventivas serán las autoridades federales, locales y educativas. Su propósito es prevenir, sancionar y reparar los castigos corporales a niños

Las reformas legislativas señalan que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación, educación y crianza de su madre, su padre o de quienes ejerzan la patria potestad, así como del personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social, sin que sean víctimas de castigo corporal o castigo humillante.

La Cámara de Diputados intenta con esta reforma combatir la violencia familiar considerada como el uso intencional de la fuerza física, moral o de cualquier acto que provoque dolor, molestia o humillación, incluyendo el castigo corporal y humillante contra niñas, niños y adolescentes.

En el boletín de la Cámara de Diputados se precisa que en México la prevalencia del castigo corporal y humillante es preocupantemente alta. Refirió que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Niñas, Niños y Mujeres, el 63 por ciento de los menores de 14 años han sido sujetos de agresión psicológica y/o castigo corporal en su hogar. 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here