Arturo Farela en desacuerdo con acto público de alcalde de Juchitán con pastores cristianos

0

Arturo Farela manifestó a través de su cuenta en Faceboock, su desacuerdo con el acto público en que alcalde de Juchitán, Oaxaca, entregó las llaves de la ciudad a Jesucristo.

El presidente y fundador de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (CONFRATERNICE), expresó que “alguien debería informarle al alcalde de Juchitán, Oax., que el artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  señala la separación del Estado y las iglesias”.

Arturo Farela dijo también que  “¿cómo se sentirían los evangélicos de Juchitán, Oaxaca, en el supuesto que el presidente municipal hubiera entregado en un culto católico, las llaves a la imagen de la Virgen de Guadalupe?”

En dicha publicación, el presidente de CONFRATERNICE enumeró en 7 puntos su perspectiva sobre lo sucedido el sábado 26 de enero en que el alcalde de Juchitán Oaxaca declaró que necesita a Dios para gobernar y entregó las llaves de la cuidad a Jesucristo.

Acto público en que el presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, pidió la ayuda de Dios para resolver los graves problemas del municipio.

En seguida reproducimos los siete puntos en que Arturo Farela expresa su desacuerdo con el acto público en que el Presidente Municipal de Juchitán declaró a Jesucristo como el Señor del Municipio:

1. Alguien debería informarle al alcalde de Juchitán, Oax., que el artículo 130 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  señala la separación del Estado y las iglesias.

2. El artículo 40 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  señala: Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica, federal.

3. La ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en el artículo 25, señala que las autoridades federales, estales y municipales, no podrán asistir con carácter oficial a un acto de carácter de culto público, ni actividad que tenga propósitos similares.

4. En lo personal me da gusto que se celebre actos cúlticos con carácter extraordinario, esto es fuera de los templos. La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, nos da ese derecho y libertad, todo lo que tenga que ver para glorificar el nombre de Jesucristo, siempre lo apoyaré a costa de lo que sea, incluyendo la vida.

5. Lo que sí creo que debemos analizar los pastores, es el quebrantamiento de la ley vigente y sus consecuencias, en un acto como el que se celebró en Juchitán, Oaxaca.

6. Además ¿cómo se sentirían los evangélicos de Juchitán, Oaxaca, en el supuesto que el presidente municipal hubiera entregado en un culto católico, las llaves a la imagen la Virgen de Guadalupe?.

7. La separación del estado y las iglesias, nos permite:

a) Tener un Estado a religioso, esto es que el Estado respeta la pluralidad de convicciones religiosas, ateas, agnósticas, filosóficas.

b) El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juventino Víctor Castro Castro, entonces presidente de puntos constitucionales, ya fallecido, en su calidad de diputado federal del PRD, hizo la siguiente reflexión cuando se reformo el artículo 40 constitucional, y en el cual se incorporó al texto del mencionado artículo, la palabra “laico”.

… Otorgarle la característica expresa de laico a nuestro estado mexicano, continuaría y confirmaría la trayectoria que un día se platearon nuestros legisladores del constituyente de 1857, y que reafirmaron los de 1917, pues sea constatado en nuestra experiencia colectiva y la de otras naciones, que la laicidad es una formula eficaz para la convivencia de la Pluralidad.

Más adelante afirma que:

La ética que debe regir la vida pública empieza por la consolidación del principio de laicidad en nuestro orden jurídico mexicano. 

Arturo Farela concluye su publicación en redes sociales invitando a que los pastores reflexionen sobre su punto de vista: “Finalmente hago un llamado respetuoso a todos los ministros de culto, a la reflexión seria y sincera a mis comentarios que están debidamente fundados y motivados”.