Cristianos en Pakistán son hostigados con leyes anti blasfemia

0

Ser cristiano en Pakistán implica vivir permanentemente en la zozobra, con el peligro de que cualquier molestia provocada a una persona común sea motivo para ser acusado de blasfemia. Los cargos son altamente incendiarios y pueden desencadenar linchamientos, asesinatos y protestas masivas. Aún así, los cristianos se mantienen firmes en la fe. 

El Código Penal pakistaní está diseñado para prohibir y castigar la blasfemia contra el Islam y establece penas que van desde una multa hasta la muerte, pero en muchos casos, las acusaciones de blasfemia tienen su raíz en disputas personales, profesionales o comerciales.

Según los datos más recientes, las minorías religiosas, que sufren mucho bajo las leyes de blasfemia de Pakistán, representan el 54% de todas las acusaciones de blasfemia, a pesar de que representan solo el 3.6% de la población. 

En los últimos tres meses, International Christian Concern (ICC) ha documentado un aumento alarmante de acusaciones de blasfemia contra la comunidad cristiana de Pakistán. Entre diciembre de 2020 y febrero de 2021 al menos 9 cristianos han sido acusados de cometer blasfemia contra el Islam, su libro sagrado, su profeta o sus personajes sagrados. Exponemos aquí cinco casos de los que documenta El ICC:

Caso 1. El 14 de diciembre de 2020, Arshad Masih, un cristiano de 32 años, fue asesinado a puñaladas por Atif Ali, su compañero de trabajo musulmán en Sheikhupura. La esposa de Masih informó que Ali asesinó a su esposo debido a un ascenso que recibió Masih y su negativa a convertirse al Islam. 

Cuando la policía arrestó a Ali, afirmó que había matado a Masih porque había blasfemado. Cuando fue arrestado, Ali preguntó a los oficiales que lo arrestaron si podía lavarse las manos porque “ya no quería la sangre de un blasfemo en sus manos”.

Caso 2. El 25 de diciembre de 2020, tres cristianos, incluidos Azeem Mehmood, Abbas Gulshan e Irfan Saleem, fueron acusados falsamente de cometer blasfemia en el distrito de Narowal. Sin embargo, tras una investigación policial, los tres cristianos fueron declarados inocentes. 

Caso 3. El 27 de diciembre de 2020, el pastor Raja Waris fue arrestado por cometer blasfemia en Lahore. El pastor Waris fue acusado de publicar una imagen insultante contra el Islam en las redes sociales. Cientos de familias cristianas se vieron obligadas a huir de sus hogares después de que una turba amenazara con incendiar el vecindario cristiano donde residía el pastor Waris. 

Caso 4. El 28 de enero de 2021, Tabitha Nazir Gill, una enfermera cristiana, fue acusada falsamente de cometer blasfemia mientras trabajaba en un hospital de Karachi. Según una fuente local de la ICC, la jefa de enfermera del Hospital de maternidad de Sobhraj emitió órdenes de que el personal médico no reciba propinas ni se ocupe del dinero de los pacientes. Según los informes, Gill le recordó a un compañero de trabajo musulmán estas órdenes cuando vio al compañero de trabajo cobrar dinero de un paciente. 

En respuesta, la compañera de trabajo musulmana acusó falsamente a Gill de cometer blasfemia e incitó a la violencia contra su colega. Los videos del personal del hospital golpeando a Gill aparecieron en las redes sociales y, según los informes, Gill fue atado con cuerdas, torturado y encerrado en una habitación antes de ser puesto bajo custodia policial.

La policía liberó a Gill y la entregó a su familia después de que una breve investigación no encontró ninguna evidencia de que Gill hubiera cometido blasfemia. Desde entonces, Gill y su familia se mudaron a un lugar desconocido por temor a la violencia de los justicieros.

Caso 5. El 13 de febrero de 2021, Haroon Masih y Salamat Mansha fueron acusados de violar la ley de blasfemia de Pakistán en Lahore. La pareja fue acusada de hacer comentarios despectivos contra el Islam, el Corán y ofender los sentimientos religiosos de un musulmán mientras discutían sobre el cristianismo en un parque público.

Según un reporte de Información (FIR # 61/21), los dos cristianos le dieron a un musulmán un libro cristiano titulado “Agua de vida” y discutieron la divinidad de los profetas y Jesucristo. Esta discusión se convirtió en una discusión que terminó con el musulmán acusando a los cristianos de hacer comentarios despectivos contra el Islam. 

Según el Centro para la Justicia Social (CSJ), una organización de derechos humanos en Pakistán, al menos 200 personas fueron acusadas de cometer blasfemia en 2020

Desde 1987, al menos 1,855 personas han sido acusadas en virtud de las leyes de blasfemia de Pakistán. Según el CSJ, las 200 acusaciones en 2020 muestran una aceleración significativa en las acusaciones de blasfemia en comparación con las 19 acusaciones registradas en 1987.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here