Británica contraataca con apelación luego que un juez la condenara por decir que los hombres no pueden ser mujeres

0

Una mujer británica, Maya Forstater, fue condenada por un juez a perder su trabajo por el hecho de haber dicho que los hombres no pueden convertirse en mujeres. El juez argumentó en su condena que los comentarios de la británica son “indignos de respeto en una democracia”.

Forstater se desempeñaba como investigadora fiscal en la oficina de Londres del Centro para el Desarrollo Global, cuando en una conversación en línea dijo que “los hombres que se identifican como transgénero no pueden convertirse en mujeres”. 

Forstater también se había referido al violador convicto Stephen Wood, quien se declaró mujer, haciéndose llamar Karen White, y fue trasladado a una prisión de mujeres donde luego agredió a las reclusas sacando ventaja de su condición física masculina.

El juez James Tayler falló en contra de Forstater en diciembre de 2019 afirmando que ella era “absolutista en su visión del sexo y es un componente central de su creencia de que se referirá a una persona por el sexo que considera apropiado incluso si viola su dignidad y / o crea un ambiente intimidante, hostil, degradante, humillante u ofensivo. El enfoque no es digno de respeto en una sociedad democrática”.

En ese momento Forstater aseguró que armaría la apelación, por lo que obtuvo apoyo de la sociedad, no sólo moralmente sino incluso en lo económico, pues se juntaron 159,860 dólares (115 mil libras) con lo que ha financiado su apelación.

Este lunes Forstater escribió: “Mañana comienza el recurso de apelación de la sentencia del tribunal laboral en el que se juzgó que mis puntos de vista eran “indignos de respeto en una sociedad democrática”. 

Los abogados de Forstater plantearon la apelación con el siguiente argumento esquemático:

¿Es la creencia de que el sexo biológico es real, importante, inmutable y que no debe confundirse con la identidad de género tan fuera de alcance que “no es digno de respeto en una sociedad democrática”? 

¿Se debería ‘exigir’ en todas las circunstancias a cualquiera que sostenga tal creencia que reprima su expresión por miedo a causar daño u ofensa a las personas trans y, en cambio, se le ‘obligue’ a utilizar el lenguaje del sexo y el género de una manera que sea contraria a las normas?

“Creo que el sexo es real y que el sexo importa. Es importante poder hablar sobre el sexo biológico y las formas en que hombres y mujeres se ven afectados por las decisiones y políticas sociales y culturales”, escribió Forstater.

Y luego agregó: “Esto no contradice la creencia de que deben respetarse los derechos de las personas a no ser discriminadas por ser transexuales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here