Pastor en Nepal sentenciado a dos años de prisión por distribuir folletos cristianos

0

Un pastor cristiano en Nepal ha sido condenado por violar la dura ley anti-conversión del país. El pastor ha sido condenado a dos años de prisión y una multa de 20.000 rupias (unos 165 dólares), según International Christian Concern (ICC).

El 30 de noviembre, el pastor Keshav Acharya fue sentenciado a dos años de prisión por el Tribunal de Distrito en Dolpa por violar la ley anti-conversión de Nepal. El pastor Acharya ya había sido arrestado por primera vez el 23 de marzo de 2020, acusado de difundir información falsa sobre el virus COVID-19.

Lo que sucedió en marzo de 2020 se mostró en un video viral publicado en Internet, donde el pastor Acharya oró frente a su congregación y dijo: “Oye, coronavirus, ve y muere. Que todas tus obras sean destruidas por el poder del Señor Jesús. Te reprendo, coronavirus, en el nombre del Señor Jesucristo. Por el poder del gobernante de esta Creación, te reprendo… En el nombre del Señor Jesucristo, coronavirus, vete y muere”.

El 19 de abril de 2020, el pastor Acharya fue puesto en libertad bajo fianza, pero fue detenido de inmediato fuera de la corte sin una orden judicial. Luego fue enviado a la policía del distrito de Dolpa, donde fue acusado de hacer proselitismo y distribuir folletos cristianos en Dolpa.

El Tribunal de Distrito en Dolpa condenó al Pastor Acharya por violar las leyes anti-conversión de Nepal el 22 de noviembre. Sin embargo, la audiencia final del Pastor Archaya se llevó a cabo el 30 de noviembre, donde fue sentenciado a dos años de prisión y una multa de 20.000 rupias.

El trabajo por la conversión al cristianismo se considera un delito en Nepal. El proceso de criminalización de la conversión religiosa comenzó en 2015 cuando Nepal adoptó una nueva constitución. En virtud del artículo 26 de la nueva constitución, “Ninguna persona se comportará, actuará o hará que otros actúen para perturbar la situación del orden público o convertir a una persona de una religión a otra o perturbar la religión de otras personas … tal acto deberá ser castigado por la ley”.

En agosto de 2018, el gobierno de Nepal promulgó esta controvertida parte de la nueva constitución cuando se agregó a los códigos penales del país. Bajo estas nuevas leyes, una persona declarada culpable incluso de alentar conversiones religiosas puede ser multada con 50.000 rupias y encarcelada por hasta cinco años.

Durante más de un año, las autoridades del distrito de Dopla parecían empeñadas en condenar al pastor Acharya de algo y castigarlo por simplemente ser un pastor cristiano. Desde que se adoptó la nueva constitución en 2015, a los cristianos nepaleses les preocupa que el artículo 26 y sus leyes promulgantes se utilicen para atacar a su comunidad. 

Hoy, los cristianos nepaleses han vuelto a ver sus temores realizados. La radical ley contra la conversión de Nepal debe ser derogada si la libertad religiosa es realmente un derecho que deben disfrutar los ciudadanos del país. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here