No basta declarar para recibir bendición, dijo el Pastor Gerardo Salinas

Sin esfuerzo no hay bendición, dijo el pastor en su mensaje.

0

A través de redes sociales el pastor de Yuriria Guanajuato, Gerardo Salinas, invitó a no desanimarnos si no hemos recibido las bendiciones que esperamos en 2018 y exhortó a esforzarse para ser bendecidos en 2019.

Es cierto que Dios desea prosperidad para todos sus hijos, dijo el Pastor, sin embargo la bendición va a llegar a nuestras vidas en la medida en que nos esforcemos. Dios va a estar con nosotros pero siempre y cuando tengamos el recurso para que nos bendiga.

Hay personas que se dejan llevar por doctrinas que les dicen que les va a ir bien por el simple hecho de declararlo, agregó, pero pasa el tiempo y no ven nada de lo que dicen que se les prometió, y como consecuencia de ello se sienten frustrados, pero muchas veces no analizamos la Palabra de Señor y hacemos más caso a lo que nos dicen por ahí, incluso desde el púlpito, que a lo que dice la Palabra.

El pastor Salinas agregó: Si usted quiere lograr algo para este 2019, debe saber cómo lograrlo, y en  el primer capítulo de Josué vemos que Dios, para entregar una bendición al pueblo de Israel, le pide esfuerzo: “Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel”.

La primera indicación que recibe Josué es “levántate”, palabra que implica un esfuerzo para salir de un estado de comodidad o de caída. Luego le dice “pasa el Jordán” lo que significa también un esfuerzo para llegar a la tierra prometida.

El pastor Salinas señala que en líneas adelante en el mismo primer capítulo de Josué, Dios promete estar con Josué, no dejarlo ni desampararlo, pero le exige algo: “esfuérzate y se valiente”, por lo tanto, dijo el pastor Salinas, Dios promete hacer llegar la bendición pero necesita que nos esforcemos y pongamos el recurso para que Él se manifieste.

En seguida el pastor concluye: Una persona que quiere obtener algo sin trabajar, sin esforzarse, no va a obtener nada, aunque declare que lo va a obtener, así sea la salvación de sus seres queridos, no lo obtendrá sin esfuerzo, pues sin esfuerzo no hay bendición.