Por: Elías López Ruiz. Pastor de la Iglesia Bautista Berea de Saltillo Coahuila

¿Cuál debería ser nuestra reacción ante la creciente preocupación por los procesos electorales que tenemos en puerta?

  • Evocación.
  • Enfoque.
  • Entendimiento.
  • Esperanza.
  • Establecer un equilibrio.

Evocación. No te olvides de orar por los gobernantes y por todas las autoridades.

1 Timoteo 2:1-4

1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2 por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. 3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

Enfoque. Mantente enfocado en la misión de Dios y en su reino.

Gálatas 1:4

4 el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre.

El presente siglo malo. En el mundo actual o el actual estado de cosas, en contraste con el venidero, ningún gobernante logrará cambiar el estado actual de las cosas, como la economía, política, anarquía, violencia, etc., ni por la política ni por la religión, ni por la educación. Nada cambiará, y nada mejorará hasta que el Rey, Dueño y Creador de este mundo esté nuevamente sobre la tierra

Entendimiento. ¿Quién mueve los hilos de las naciones y sus gobernantes? ¿Quién gobierna realmente al mundo y a los políticos que luchan por los puestos de autoridad para gobernar?

En 2 Corintios 4:4 la Escritura habla del dios de este siglo, refiriéndose al diablo.

En 1 Juan 5:19 la Escritura nos dice que el mundo entero está bajo el maligno, o sea, el diablo.

Daniel 10:12-13 nos muestra que en cada nación el diablo tiene un príncipe, o sea un demonio, controlando a cada gobernante de este mundo.

12 Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.

13 Mas el príncipe del reino de Persia (el demonio que gobernaba al rey de Persia) se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

Daniel 10:20-21 nos reitera lo que acabamos de leer anteriormente

20 El me dijo: ¿Sabes por qué he venido a ti? Pues ahora tengo que volver para pelear contra el príncipe de Persia; y al terminar con él, el príncipe de Grecia vendrá.

21 Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la verdad; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe.

Esperanza. Esperanza bíblica, porque cuando nuestro Señor Jesucristo venga por segunda vez a esta tierra, Él reclamará lo que por derecho le pertenece, es decir, tomará para sí toda la tierra que Él mismo creó, y atará al diablo por mil años y luego lo enviará por toda la eternidad al lago de fuego.

La realidad que el verdadero creyente en Jesucristo debe entender es que nuestro México no ama a Dios, nuestro México ama el pecado, ama la idolatría, y ama la religión, pero no ama al Dios verdadero ni a su Hijo Jesucristo; y por esa razón Dios permite y aún provoca que tengamos los políticos y gobernantes que ustedes ya conocen, y que seguirán gobernando a México y al mundo bajo el poder del diablo.

Establecer un equilibrio. Un político y gobernante mexicano dijo que “el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Y Jeremías 29:7 nos dice:

7  Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz.

El mandato y la misión de Dios para nosotros no es cambiar al mundo ni la sociedad, sino hacer discípulos entre las naciones ¡No perdamos el enfoque!

Entonces, ¿cuál debe ser nuestra reacción?

  • Evocación.
  • Enfoque.
  • Entendimiento.
  • Esperanza.
  • Establecer un equilibrio.