De actor de películas para adultos a pastor cristiano. Dios le hizo girar su vida 180 grados

0

La historia de Joshua Broome es asombrosa. Pasó de ser uno de los actores del cine para adultos más reconocidos a nivel mundial a convertirse en pastor de una iglesia cristiana y dedicarse a predicar la fe, hablando de los riesgos que tiene participar en la industria de cine para adultos para la salud mental.

‘Rocco Reed’, el nombre artístico de Broome, duró seis años siendo una reconocida estrella del cine para adultos, tiempo en el que grabó alrededor de 900 películas y obtuvo más de 1 millón de dólares.

No obstante, un día el rumbo de su vida cambió abruptamente cuando sintió que su identidad como ser humano se había perdido y que no estaba haciendo lo correcto.

Un giro de 180 grados

En una entrevista con el medio ‘The New York Post’, Broome relató detalles de su vida antes, durante y después de haber entrado en la industria del entretenimiento para adultos.

El exactor nació en 1983, en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. Desde pequeño había soñado con ser una estrella de Hollywood, por lo que en su juventud se mudó a Los Ángeles, California.

Broome afirmó que nunca pensó en convertirse en actor porno, pero que, cuando trabajaba como camarero a sus 23 años, un grupo de mujeres lo convencieron de grabar su primera escena.

La idea llamó mucho su atención, por lo que comenzó a participar en diferentes filmes que dispararon su popularidad y su carrera.

A sus 29 años, Broome parecía estar en el mejor momento de su estrellato. Incluso fue galardonado como intérprete del año en los premios XBIZ, una ceremonia que reconoce el buen desempeño de las mejores estrellas del entretenimiento para adultos, en el año 2012.

Sin embargo, llegó un punto en el que su salud mental frenó su vida por completo, según indicó el exactor en la entrevista.

“Gané más de un millón de dólares. Viajé a todas partes a las que quería ir. Tuve todo el sexo que podría haber imaginado. Pero una vez que lo tuve todo, mi vida se desmoronó, porque amplificó la tristeza y el vacío que siempre sentí en mi interior”.

En una entrevista con la cadena de noticias ‘Fox News’, Broome relató que desde hacía un tiempo ya venía sintiendo que su vida no tenía sentido y una experiencia inexplicable que tuvo fue la gota que derramó el vaso. 

Un día, el exactor se dirigió a un banco para hacer unas diligencias financieras. En ese momento, el cajero lo llamó por su nombre, algo que generó un choque emocional en él.

“Joshua, ¿hay algo en lo que le pueda ayudar?” fueron las simples palabras del funcionario, pero que marcaron el inicio de la nueva vida que tendría Broome, ya que desde ese momento sintió que quería recuperar su identidad.

“Joshua ya no existía, todos me conocían por mi nombre del escenario, eso es en lo que me había convertido”, explicó a ‘Fox News’ el ahora pastor.

Al salir del establecimiento, el hombre tomó la decisión de llamar a su manager para decirle que quería renunciar a su trabajo. Posteriormente, regresó a su casa con sus padres en Carolina del Norte para intentar tomar un rumbo diferente.

Según el medio ‘Mirror’, el pastor sufrió secuelas por su retiro, lo cual afectó gravemente su salud mental y tuvo un fuerte episodio depresivo. Aseguró estar lleno de vergüenza y querer limpiar su conciencia.

Al llegar a su ciudad natal, comenzó a ir al gimnasio y tomó capacitación para empezar a dictar clases como entrenador personalizado, con lo cual generó una nueva fuente de ingresos.

El amor que ayudó a cambiar

Trabajando como instructor, Broome conoció a Hope, su actual esposa. Tal como lo explicó en su entrevista con ‘Fox News’, ella fue quien le dio motivación para empezar una nueva vida. Empezaron a salir y a hablar frecuentemente. A medida que se fueron conociendo, el exactor tuvo un acercamiento con Cristo, por lo que decidió confesarle a su pareja todo acerca de su pasado como ‘Rocco Reed’.

Para sorpresa de él, Hope no lo juzgó y, por el contrario, lo ayudó a encontrar el camino correcto. Fue así como empezaron a asistir juntos a la iglesia cristiana llamada Bautista Good News.

Hope y Broome contrajeron nupcias en el año 2016. Desde ese entonces, se convirtió en pastor de su iglesia y se ha dedicado a viajar por el mundo para predicar la palabra de Dios.

Actualmente, la pareja tiene tres hijos y Broome es muy activo en sus redes sociales, mediante las cuales habla sobre los riesgos de entrar en la industria de la pornografía.

En un video subido en su cuenta de Instagram, Broome aseguró que más de 30 modelos porno se suicidan al año debido a la presión social que implica estar en el gremio, en el que son simplemente tratadas como objetos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here