El proximo 31 de marzo se llevará a cabo la Marcha de Gloria 2018, un evento que desde 1996 tiene como propósito exaltar ante la nación mexicana y el mundo entero el nombre de Jesús. Es un evento que convoca a todos los cristianos para mostrar la unidad de las iglesias de las distintas denominaciones, porque como cada año escuchamos, ahí, en ese lugar, no hay denominaciones, lo que hay es el pueblo de Dios exhaltando su nombre.

En cada Marcha de Gloria se aprovecha para orar por la nación y sus problemas, para mostrarle al Señor un pueblo unido en la fe, arrodillados ante su presencia, clamando misericordia por la nación, y adorando en espíritu y en verdad al Rey de Reyes y Señor de Señores.

“Marcha de Gloria es una visión que nació en el corazón de Dios, como una explosión de alabanza, adoración y exaltación de todo su pueblo abriendo paso a su Rey Jesucristo. ‘Es un encuentro entre el cielo y la tierra en adoración a Jesucristo’ para proclamarlo en todo México y las naciones”, dice el promocional de la Marcha en su página oficial.

La convocatoria para la edición de Marcha de Gloria 2018 es para el sábado 31 de marzo en la esquina de Paseo de la Reforma y Gandhi en punto de las 2 de la tarde, de donde partirá el contingente hacia el Zócalo de la capital de la república, lugar en que se realizarán las actividades de adoración y júbilo hasta el amanecer del domingo 1 de abril.

Carlos Quiroa afirmó en algún momento que México tiene mucha necesidad de unidad y Marcha de Gloria es un tiempo para fortalecer la unidad tanto del pueblo de Dios como de la nación. Por otro lado, Quiroa afirmó que el evento es un tiempo para doblar las rodillas, por lo que no se trata de vivir un tiempo para hablar de Dios, sino que de rodillas pasemos un tiempo hablando con Dios. Además es también una oportunidad para clamar por las necesidades del país, orar por los dolores de los habitantes de México y pedir misericordia por la nación.

Marcha de Gloria es un evento de 17 horas en que habrá tiempo para adorar, para clamar misericordia, para dialogar con Dios y también será un tiempo de fiesta, de júbilo y regocijo con nuestro Salvador. Y durante el evento además habrá un tiempo para que algunos predicadores de mucha unción puedan compartir un mensaje de la Palabra de Dios.

1 COMMENT

Comments are closed.