miércoles, junio 19, 2024
HomeMundoLa invisibilidad del pueblo cristiano debe llegar a su fin: Alianza Evangélica...

La invisibilidad del pueblo cristiano debe llegar a su fin: Alianza Evangélica Española

La Alianza Evangélica Española (AEE) ha tomado la decisión de dar la cara a la sociedad y enfrentar con responsabilidad cristiana los problemas cotidianos del pueblo español, y considera que uno de los principales puntos de crisis que la sociedad enfrenta es de carácter moral.

La AEE es una de las alianzas cristianas nacionales más activas del mundo, y a pesar de que los cristianos en ese país representan una considerable minoría de la población, ha tomado la decisión de salir de sus cuatro paredes, manifestarse públicamente desde la perspectiva bíblica y expresar no sólo su inconformidad con la estructura moral que impera en la sociedad, sino además de exponer alternativas viables de acuerdo a principios bíblicos.

Los matrimonios entre personas del mismo sexo son legales En España

Una muestra contundente de la crisis moral por la que atraviesa España es que con el epoyo del 66% de la población española, los matrimonios entre personas del mismo sexo son legales desde el 3 de julio de 2005 y tan solo durante el primer año de vigencia contrajeron matrimonio homosexual algunas 4,500 personas.

Por otro lado, cinco años después, el 5 de julio de 2010, entró en vigor la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, y cinco años más tarde, se aprobó la inclusión de mujeres de 16 años en adelante para abortar legalmente, con el único requisito de que ésto suceda dentro de las primeras 14 semanas del embarazo.

La legislación española ha permeado en la conciencia de la población y se ha presentado el fenómeno de que la sociedad ya está viendo como “normal” tanto el matrimonio entre homosexuales como el aborto.

Ante este ambiente social en España, la Comisión de Iglesia y Sociedad de la Alianza Evangélica Española ha tomado la decisión de editar una guía sobre ideología de género, familia y matrimonio, que en sus 80 páginas explica la amenaza que representa esta ideología para la sociedad y la convivencia, y expone las respuestas que como cristianos podemos dar a esta situación.

El documento denominado Origen y Desarrollo de la Ideología de Género, Fundamentos Teológicos del Matrimonio y la Familia, se mete de lleno a analizar los temas candentes en el debate actual a nivel político, social y teológico.

Juan Varela, presidente de la dimensión Familia de la Comisión de Iglesia y Sociedad de la AEE, expresó al periódico español Protestante Digital, que el documento pretende ponernos al corriente de los peligros que nos acechan en medio de una sociedad cada vez más alejada de los principios de la Palabra.

En el documento se exponen los orígenes de la ideología de género y cuáles son sus propósitos, posteriormente se presentan los fundamentos teológicos del matrimonio y la familia, y en su tercer apartado el documento señala las razones por las que la Iglesia cristiana debe ser luz ante la corrupción social y por lo tanto tiene la obligación de prevenir e intervenir ante la crisis de la sociedad.

El documento dice en su introducción: Ahora los cristianos estamos en la disidencia y por el hecho de defender la heterosexualidad, la maternidad y la familia ya somos sospechosos.

De no cambiar la situación, pronto tendremos que sufrir la realidad de vivir al margen de las leyes impuestas.

La invisibilidad del pueblo cristiano debe llegar a su fin, hay que posicionarse

El documento termina su introducción diciendo:

No queremos resultar alarmistas, pero la conciencia social ha de ser despertada pues hay unos hechos que no podemos obviar y una realidad frente a la que simplemente no podemos permanecer pasivos.

La invisibilidad del pueblo cristiano debe llegar a su fin, hay que posicionarse. Es tiempo de que la iglesia se haga presente en los problemas cotidianos, se constituya en una voz autorizada para defender nuestros valores, nuestra identidad, el futuro de nuestros hijos, y aún de la civilización occidental.

Asimismo y amparados en la esperanza de nuestra fe, somos conscientes de que nuestras vidas y futuro no dependen de las políticas o ideologías de turno, sino del Dios creador de todas las cosas. A Él nos encomendamos haciendo nuestro el versículo que hace 500 años dio pie a la Reforma Protestante: “Mas el justo por la fe vivirá”.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Luis Eduardo Argüello Ahuja on Marcha de Gloria se pospone para 29 de agosto