Alianza Evangélica de Costa Rica logró consensuado protocolo nacional de apertura de iglesias

0
1828

En una muestra de unidad y madurez, la Alianza Evangélica Costarricense logró elaborar un documento protocolario para la reapertura de iglesias cristianas evangélicas, que reúne criterios de expertos en salud, y de todos los líderes de pastores del país. 

El protocolo fue elaborado por una comisión nombrada por la Federación Alianza Evangélica Costarricense, en la cual participaron pastores, abogados, especialistas en salud, administradores y expertos en comunicación. 

Una vez que la comisión elaboró el primer borrador, el documento fue presentado a todos los líderes nacionales de las diversas iglesias evangélicas del país que representan a denominaciones de iglesias, redes apostólicas, fraternidades de pastores, y asociados independientes, los cuales pudieron hacer aportaciones para enriquecer el documento.

El documento denominado Protocolo Nacional Para la Reapertura de las Iglesias Evangélicas Covid-19 entrará en funciones con el inicio de la reapertura en Costa Rica.

El Ministerio de Salud del Gobierno de Costa Rica calificó el documento protocolario como “muy sólido y atinente para poder brindar la continuidad de los actos religiosos de la forma más segura y oportuna”.

El documento se autodefine como “un instrumento diseñado para guiar las acciones de apertura gradual y controlada de las iglesias evangélicas en todo el territorio nacional de forma oportuna y eficiente”.

El protocolo de apertura de templos contempla hasta los más mínimos detalles y se divide en capítulos temáticos que contemplan protocolos para reuniones, de higiene, liturgia del culto, movilización y otros aspectos.

Entre las numerosas medidas que están incluidas en el protocolo consensuado se encuentran 

  • Cada iglesia deberá tener un equipo de vigilancia del cumplimiento del protocolo.
  • La duración de las celebraciones que no deberían exceder de una hora y quince minutos. 
  • Se recomienda la no asistencia de personas en situación vulnerable.
  • Las personas con síntomas de enfermedades respiratorias no podrán asistir a las celebraciones y si se presentasen en el templo, deberán ser remitidas al centro de salud.
  • El ministro deberá estar a una distancia mínima de dos metros de la primera fila.
  • Asegurar la rotulación en espacios visibles de los protocolos de lavado de manos, estornudo, tos, formas de saludar, entre otros.
  • Equipar los servicios sanitarios con dispensadores de insumos de higiene y desinfectantes.
  • Contar con una bitácora visible que asegure el cumplimiento de las medidas preventivas.
  • Los miembros de los grupos de alabanza deberán estar distanciados a 1.80 metros y se debe asegurar.
  • En la primera etapa de apertura del templo se prohibe cantar en virtud de que la saliva se esparce más fácilmente al hacerlo.

El Dr. en Teología Jorge Isaías Gómez, vicepresidente de la Alianza Evangélica Costarricense, ha declarado que independientemente de que todas las iglesias están adoptando el protocolo nacional, cada iglesia deberá enviar información a los miembros de la congregación con indicaciones precisas de cómo entrar a la iglesia, en dónde se encueran los dosificadores de gel, por dónde se debe salir, y demás detalles que garanticen la precaución sanitaria.

Por su parte el pastor Rigoberto Vega alvarado, presidente de la Federación Alianza Evangélica Costarricense, ha puesto el documento protocolario a disposición  a quien lo solicite en su página oficial en Facebook: @FederacionAlianzaEvangelicaCostarricenseOficial


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here