lunes, junio 17, 2024
HomeEditorial¿Es pecado fumar?

¿Es pecado fumar?

La biblia nunca menciona directamente el fumar. Sin embargo, hay un par de principios que se aplican al fumar. Primero, la biblia nos ordena no permitir que nuestros cuerpos sean “dominados” por algo. 1 Corintios 6:12 dice, “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”. 

El fumar es innegablemente una fuerte adicción, hace dependiente al fumador y lo domina, lo obliga a consumir y no hacerlo le provoca ansiedad. Cierto es que muchos son fumadores ocasionales pero también muchos son fumadores compulsivos.

Más adelante en el mismo pasaje se nos dice, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” (1 Corintios 6:19-20). Indudablemente el fumar continuamente es muy malo para la salud. Se ha comprobado que fumar daña los pulmones y muchas veces el corazón. 

En otras palabras, la incongruencia entre fumar y la Palabra de Dios radica en la dependencia que causa el tabaco por su contenido de nicotina y por el daño que causa al cuerpo humano. Sin embargo, existen otras sustancias socialmente aceptadas que provocan los mismos dos efectos de dependencia y daño, como es el caso de los refrescos con alto contenido de azúcar y en general toda la comida chatarra.

Renunciar al hábito de beber gaseosas no siempre es una tarea fácil. Mientras que algunas personas pueden funcionar bien sin refrescos, otras encuentran que necesitan su dosis diaria.

Y no sólo hablamos del tipo azucarado. Para algunos, un ritual diario de refrescos incluye tomar varias latas de bebidas endulzadas artificialmente.

¿Qué tiene el refresco, tanto regular como dietético, que lo hace tan adictivo?

Según Gary Wenk, director de programas de pregrado en neurociencia de la Universidad Estatal de Ohio y autor de “Your Brain on Food”, todo está en el diseño de la bebida. Tu marca favorita de bebidas gaseosas está diseñada con la cantidad justa de edulcorante, cafeína y carbonatación para que siempre quieras tomarla.

¿El fumar puede ser considerado “beneficioso”? (1 Corintios 6:12). ¿Se puede decir que el fumar verdaderamente “glorifica a Dios con tu cuerpo”? (1 Corintios 6:20). Honestamente, ¿puede una persona que fuma, hacerlo “para la gloria de Dios”? (1 Corintios 10:31). 

Creemos que la respuesta a estas tres preguntas es un rotundo “no”. Como resultado, creemos que fumar es un pecado, por lo tanto, no debe ser practicado por los seguidores de Jesucristo. Sin embargo,  bajo los mismos términos, lo mismo se puede decir de las bebidas azucaradas, las botanas industrializadas, los pastelitos azucarados, y de todos los “alimentos procesados”.

 El hecho de que mucha gente se alimente de comida insana, es igualmente tanto adictivo como malo para el cuerpo. Por ejemplo, mucha gente está tan irremediablemente habituada al café, que no pueden funcionar sin su primera taza de café por la mañana. Mientras que esto es cierto, ¿cómo logra eso hacer que el fumar sea correcto? 

Los cristianos deben evitar la glotonería y el excesivo consumo de comida insana. Con frecuencia los cristianos condenamos un pecado y permitimos otro, pero de nuevo, esto no hace que el fumar honre a Dios, de la misma manera que tampoco honra a Dios el consumo de comida chatarra, fuente de obesidad y diabetes entre otras enfermedades corporales.

Al decir que el fumar es un pecado, no estamos diciendo que todos los fumadores no sean salvos. Hay muchos verdaderos creyentes en Jesucristo que fuman. El fumar no evita que una persona sea salva. Tampoco hace que la persona pierda su salvación. El fumar no es menos perdonable que cualquier otro pecado, tanto para la persona que se convierte en cristiano, como para el cristiano que confiesa su pecado a Dios (1 Juan 1:9). 

Tanto fumar como el consumo de alcohol y alimentos chatarra son un pecado que debe ser abandonado, y vencido con la ayuda de Dios. 

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Luis Eduardo Argüello Ahuja on Marcha de Gloria se pospone para 29 de agosto