miércoles, junio 19, 2024
HomeNacer de NuevoMinisteriosEl Ministerio de Tesorería ejerce la mayordomía del dinero que Dios confía...

El Ministerio de Tesorería ejerce la mayordomía del dinero que Dios confía a la iglesia para cumplir su obra

La tesorería es un ministerio esencial para el buen funcionamiento de las operaciones de una iglesia, por eso se requiere de un tesorero hábil y fiable pues es él quien maneja los bienes y registros de las transacciones financieras, y participa en el proceso de la toma de decisiones para la distribución de esos bienes. 

El Señor confía a la iglesia dinero valioso para cumplir con su misión y el tesorero de la iglesia local es el mayordomo principal de esos fondos. El trabajo del tesorero de la iglesia muestra el valor del orden y la organización en relación con la obra de Dios. 

Este trabajo no siempre es reconocido como un ministerio porque no se exhibe, no está a la vista de los demás, es quizá el trabajo más discreto de los que se realizan en la iglesia. Sin embargo, el trabajo del tesorero es un ministerio vital y especializado en donde el individuo ejerce sus dones espirituales y, como resultado, toda la congregación se beneficia.

El tesorero de la iglesia debe ser honesto y responsable, y demostrar un alto nivel de integridad. La credibilidad y reputación del tesorero está directamente relacionado con la credibilidad y reputación de la iglesia. 

Dado al peso de la responsabilidad del tesorero, él o ella debe estar completamente comprometido con Dios y abierto a la dirección del Espíritu. El tesorero debe mantener registros organizados y cumplir con las obligaciones financieras de la iglesia en su debido tiempo. 

Él o ella deben tener conocimiento de la información financiera que ha de presentarse a la junta, a la feligresía, al pastor y a los auditores en caso de que los haya y sus presentaciones deben ser claras y comprensibles.

La función del tesorero

El tesorero de la iglesia es responsable del manejo adecuado de todo el dinero de la iglesia, incluyendo los fondos de diezmo, las ofrendas, los pagos a los proveedores, y las remesas que se envían a los ministerios que requieren apoyo financiero, como el de niños, el de alabanza, las misiones, etc.. El o ella también son responsable de conciliar los estados bancarios y presentar los informes a la feligresía y la directiva de la iglesia.

El tesorero participa en la preparación del presupuesto de la iglesia y el establecimiento de los controles internos. Un tesorero eficaz maneja todo el dinero de la iglesia con cuidado, y es un educador útil cuando se necesita explicar cómo se están administrando las finanzas de la iglesia. 

Dependiendo del tamaño y las necesidades de la congregación local, el tesorero de la iglesia también puede trabajar en equipo y cubrir los planes de seguros y una nómina, además de los gastos antes mencionados.

Las tareas específicas del tesorero incluyen:

Cuidar de los diezmos y las ofrendas. El tesorero recibe los diezmos y las ofrendas que se recogen en los servicios y los que llegan a la oficina de la iglesia durante la semana. 

Para proteger al tesorero, otra persona, como un subtesorero, debe contar las ofrendas sueltas tan pronto se reciban, antes de entregarlas al tesorero. Debe haber una rotación regular entre las personas que cuentan las ofrendas en una iglesia donde hay suficientes personas para hacerlo. 

El dinero debe contarse en un ambiente seguro, y después guardarse en una caja fuerte en la oficina de la iglesia hasta que se deposite en una cuenta bancaria. Algunas iglesias cuentan los fondos durante el servicio y algunas lo hacen un día después. La cantidad de las ofrendas y el número de voluntarios que estén disponibles para contar determina los procedimientos.

Hacer los recibos

Todos los fondos recibidos deben registrarse lo antes posible. Después de abrirse los sobres de diezmo, se verifica que cada cantidad recibida coincida con lo que el donante escribió en el sobre. Si la cantidad adjunta tiene una diferencia pequeña a la cantidad del sobre, se hace el ajuste en el sobre de diezmo para que éste coincida con la cantidad adjunta. Si la cantidad es grande, es aconsejable contactar al donante. 

Todo lo recibido debe ser registrado ya sea en forma manual o digital. Estos registros son importantes para el auditor que los verifica cada periodo acordado  y para los miembros que tal vez necesiten documentación de las contribuciones que hicieron.

Realizar las transacciones bancarias

Todos los fondos deben depositarse de inmediato y en su totalidad en una cuenta bancaria a nombre de la iglesia.

El tesorero, el líder del grupo que cuenta el dinero u otra persona designada deben transportar los fondos al banco. 

Presentar los informes

Los informes correctos y a su tiempo son críticos, ya que esta información es necesaria para tomar decisiones sabias y con fundamento. 

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Luis Eduardo Argüello Ahuja on Marcha de Gloria se pospone para 29 de agosto