sábado, mayo 25, 2024
HomeMundoMuere el papa emérito Benedicto XVI a los 95 años

Muere el papa emérito Benedicto XVI a los 95 años

El papa emérito murió la madrugada de este sábado 31 de diciembre de 2022 a los 95 años de edad en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, donde residía desde su renuncia en 2013, consumada el 28 de aquel mismo mes, la primera vez en seis siglos, desde tiempos de Gregorio XII.

“Con pesar doy a conocer que el Papa emérito Benedicto XVI ha fallecido a las 9:34 horas en el Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano”, dice la nota oficial del Vaticano. Ya desde el miércoles 28 de diciembre, su sucesor, Francisco, reconoció que Benedicto estaba “muy enfermo” y pidió “una oración especial” a los fieles que asistían a su audiencia general. 

Desde el 2 de abril de 2013, Joseph Ratzinger, nombre real del Papa emérito Benedicto XVI, vivía rodeado de su “familia” vaticana, formada por su secretario, un médico, un enfermero y cuatro mujeres laicas consagradas del instituto “Memores Domini”, que pertenece al movimiento Comunión y Liberación, que se reparten las tareas de la casa y se ocupan de las necesidades del papa emérito.

Tras conocerse su situación, numerosos fieles se habían congregado en distintas diócesis y templos de todo el mundo para rezar por él, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco.

Benedicto XVI prometió mantenerse en silencio tras su renuncia en señal de respeto por su sucesor, aunque en algunas ocasiones reaccionó a algunas cuestiones de actualidad que le afectaban de algún modo.

Por ejemplo, en febrero de 2022 pidió perdón por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha ostentado, tras la divulgación de un informe sobre abusos sexuales a menores en Alemania en el que se le acusaba de estar al corriente en su época como arzobispo de Múnich (1977-1982).

“Una vez más sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”, subrayó en un comunicado. 

Los abusos del padre Maciel, el mayor escándalo que enfrentó Benedicto XVI en América Latina cuando fue papa

Benedicto XVI fue acusado de encubrir los delitos de Marcial Maciel, pero también fue el pontífice que investigó a la poderosa congregación Los Legionarios de Cristo

El papa emérito Benedicto XVI, quien murió este sábado a los 95 años en el Vaticano, sacudió a la Iglesia católica al convertirse en 2013 en el primer pontífice en renunciar a su cargo desde la Edad Media.

Pero además de este hecho histórico, su papado también estuvo marcado a fuego por los escándalos asociados a miles de casos de pederastia dentro de la Iglesia católica. Muchos de ellos venían de décadas atrás, pero fue durante su pontificado, entre 2005 y 2013, que el Vaticano tuvo que enfrentar y responsabilizarse por las graves denuncias de abusos sexuales que estallaron en diferentes partes del planeta.

Su pontificado estuvo marcado por múltiples historias de sacerdotes que habían abusado de menores y cuyas denuncias eran sepultadas por la Iglesia con la ayuda de abogados, políticos y hombres cercanos al poder.

Entre estos escándalos, uno de los que Benedicto tuvo que sortear casi desde el primer día de su pontificado fue el del sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de la polémica congregación Los legionarios de Cristo.

Maciel la había creado en la década de 1940 con el fin declarado de acercar el ministerio de la Iglesia a los más jóvenes, pero la congregación terminó siendo el espacio donde fueron abusados sexualmente cerca de 175 menores a lo largo de cuatro décadas, según los reportes de crímenes que incluso han sido aceptados por las propias autoridades eclesiásticas.

En 2005, cuando Ratzinger se convierte en Benedicto XVI, la institución tenía presencia en cerca de 10 países y unos 65.000 miembros, especialmente en América Latina. Maciel era considerado un protegido de su antecesor, el papa Juan Pablo II.

Una de las primeras acciones importantes del pontificado de Benedicto fue ordenar el pase a retiro de Maciel en sus actividades como sacerdote, en 2006. “Muchos defensores de Ratzinger dicen, con razón, que la pederastia fue la marca de su pontificado”, señala el sociólogo mexicano y experto en temas de la Iglesia Bernardo Barranco, autor del artículo “La pederastia y los pecados de Benedicto XVI”.

De acuerdo con Barranco, los defensores del Papa emérito señalan que fue él quien impuso la llamada “tolerancia cero”: endureció sanciones, modificó cánones y dictó nuevas leyes que penalizan los abusos en el marco de la Iglesia.

Sin embargo, los críticos del papa Benedicto no consideran que haya hecho suficiente. “A pesar de todo, no fue severo. En el dramático caso del mexicano Marcial Maciel, fundador de Los legionarios de Cristo, teniendo evidencias plenas de su comportamiento desenfrenado, sólo le impuso el retiro, llevar ‘una vida de oración y penitencia’, que por supuesto no acató. Ahí Benedicto XVI debió haber procedido con juicios canónicos”, agrega Barranco.

Maciel falleció en 2008 luego de años de escándalos por las acusaciones de pederastia, así como por la paternidad de al menos 4 hijos con distintas mujeres.

El escándalo del sacerdote Maciel fue uno de los más graves que tuvo que afrontar el Papa en América Latina y el que más le costó sacar adelante.

RELATED ARTICLES

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Luis Eduardo Argüello Ahuja on Marcha de Gloria se pospone para 29 de agosto